• Envío gratis a partir de 60€

Cuando calienta el sol….


Con estos días de calor que estamos teniendo, son muchas las familias que nos preguntan sobre alternativas fresquitas para portear. 

Lo primero que les digo, que hay que tener en cuenta que los niños pequeñitos, junto con las personas mayores, son a los que más afectan las altas temperaturas, por lo que hay que tomar una serie de medidas básicas para evitar un golpe de calor. Evitar las horas de más calor, hidratarlos muchísimo, usar gorritas, o muselinas fresquitas que les tapen la cabeza, y usar protectores solares adecuados para su delicada piel, si son libres de químicos sintéticos y la protección es de barrera física, muchísimo mejor, ya que estamos evitándoles productos nocivos en sus cuerpecitos. También se puede intentar evitar que apoyen la carita directamente sobre nuestra piel, ya que esto le puede dar más calor, para ello se puede colocar entre el bebé y el porteador una fina muselina de bambú, que son muy fresquitas y de las que podemos encontrar tamaños pequeñitos que se pueden llevar guardadas en cualquier sitio.
       
 Y ya hablando de portabebés, pues aconsejamos sobre todo que sean de tela, y de tejidos naturales a ser posible. Una de las alternativas más fresquitas para portear son las BANDOLERAS, estas están formadas por un trozo de tela con unas anillas en un extremo que sirven para regular y sostener la tela formando un saco donde va el peque sentadito. Es un portabebé muy simple, pero que requiere un poco de práctica a la hora de usar.

 Se puede usar con bebés muy pequeñitos, incluso prematuros, y su vida útil puede llegar hasta los 3 ó 4 años, ya que las telas que se usan son rígidas, no elásticas, por lo que aguantan bastante peso. Tiene varias posturas, ventral, cuna, cadera e incluso espalda y es uno de los portabebés más fáciles de usar para dar el pecho.

Como se puede realizar con gran variedad de telas, para el veranito aconsejamos telas de algodón finitas, lino, gasa e incluso de fular ligero.

Las podemos encontrar también realizadas en tejidos especiales para usar dentro del agua, tejidos que no absorben y secan rápido, son bandoleras para el agua muy útiles tanto para los primeros chapuzones de los peques en el mar o en la piscina, como para un enjuague rápido en la ducha.

Es un portabebé con el que se consigue un ajuste muy fino tanto del cuerpecito del bebé como del porteador, ya que permite ir ajustando punto por punto la tensión necesaria.


Como usuaria de bandolera, la única pega que le puedo encontrar es que es asimétrica, así que sólo carga sobre un hombro, por lo que es recomendable ir alternando el hombro de carga, sobre todo cuando ya el peque tiene un peso mayor. Pero para mí es un portabebé fundamental que no debería de faltar en ninguna canastilla de recién nacido.

Otra alternativa fresquita sería un fular de tejido natural, con un nudo fresquito, que sólo tenga una capa de tela de soporte encima del bebé, y que no envuelva demasiado al porteador, como puede ser el nudo canguro.

Dentro de los fulares aconsejados para el verano uno de los más fresquitos es el MamEco, fular semielástico que está elaborado con cáñamo y algodón orgánico,esta mezcla de tejido lo convierte en un fular termorregulador siendo ideal tanto para verano como para invierno, a lo que se le une la ventaja de que al ser un poco elástico permite un ajuste más fácil para porteadores que no tengan experiencia, y ni que decir que tienen unos diseños muy bonitos.

Y de fulares tejidos unos de los más finos son los Hoppediz ligeros con los que se pueden realizar el anudado que se necesite con una tela fina, suave y resistente.

Portabebé para el verano por excelencia es el TONGA, realizado en una redecilla de algodón, donde va el pequeño sentado a la cadera y que le soporta hasta media espalda, por lo que es también llamado «ayuda brazo» ya que hasta que el peque no tenga una estabilidad sentado y buen tono muscular, hay que ir agarrándolo con un brazo. La ventaja que tiene este portabebé, es que es tan fino que se puede guardar en cualquier sitio, hasta en un bolsillo y que al ser una red es una de las mejores opciones para usarlo dentro del agua, ya que no pesa mojado y se seca rápidamente. Y aunque está pensado para niños más mayores, también se puede disfrutar amamantando a un bebé pequeño con este fresquito portabebé.

Estas son unas nociones básicas y algunos recursos para portear en verano, sólo animaros a portear con consciencia y sentido común, disfrutando de los momentos que nos da la vida pegaditos a nuestros peques.

Para más información acerca de portabebés o de otros productos que se nombran aquí, no dudes en preguntarnos, en La Caléndula  estaremos encantadas de asesorarte para que tu experiencia con el porteo sea lo más gratificante posible.  Pásate o llámanos (856 22 37 77).

https://www.facebook.com/calendulaalgeciras

Palma

¡¡¡¡ A DISFRUTAR DEL VERANO!!!!!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Una duda?. Consúltanos