Zuriñe Aguirre


 

Son tantas las veces que nos acostamos agotadas. Tantas las tareas que, al caer el día, quedan pendientes por terminar, o incluso por empezar….. pero a la vez tantas las ocasiones en que este trabajo nos permite crecer y crecer, y disfrutar de tanto, que no nos queda otra que, sentirnos llenas. Llenas de esos detalles que nos enseñan el valor del disfrute. Del disfrute de saborear la creatividad de tantos y tantas artistas.

Fascinada de la noche, desde siempre, aprovecho cada segundo que me regala para buscar esos matices que el día no permite. Y me gusta realzarla, porque es ella la que nos facilita que podamos poner toda la atención en esos detalles sólo visibles en la calma nocturna.

Hace ya tiempo que nos ronda la cabeza esta autora e ilustradora: Zuriñe Aguirre. Enamoradas de sus ilustraciones y sus textos, de su sensibilidad, capaz de traspasar el papel, y de su alegría.

 

Hace ya tiempo también, que sus libros nos acompañan en las estanterías de nuestra librería, y que nos hacen disfrutar de sus historias.

Y llegó esa noche. Esa noche en que te paras, en que te recreas.

Estar rodeada de libros, seleccionados con tanto amor y responsabilidad, nos hace estar llenas de historias. Pero lo que no se vé, es que esas historias tienen detrás a una persona. Cuando son varios los cuentos que te hacen tilín de la misma autora, nos pide indagar.

Zuriñe es ilustradora y diseñadora. Nació en Vitoria, donde estudió el Grado Superior de Decoración. Más tarde se va a Francia y allí estudia la Diplomatura de Tecnologías de la Información y la Comunicación, hasta que decide dedicarse a la ilustración. Ha seguido su andadura especializándose en el Diseño Gráfico y la ilustración. Vive en Sevilla, y es desde allí donde ilustra álbumes para niñ@s y para l@s que aunque no tengamos su edad, nos sentimos como ell@s con un cuento en la mano. Es ganadora de varios premios literarios dirigidos al álbum ilustrado y participa  en numerosas exposiciones colectivas. Nos deleita con un juego de luces y sombras que transmite una alegría especial, y que a veces incluso nos deja con la boca abierta.

 

De todos sus libros a nosotras nos gusta especialmente El Iglú. 

¡Maravilloso! Un canto al dolor ajeno y a la indiferencia. Un cuento que no debemos dejar de leer para reflexionar sobre ese mirar hacia otro lado que tanto prevalece en este mundo.

El protagonista de este cuento, un niño, se cuestiona, se preocupa por un iglú que ha aparecido de repente en su ciudad. Ve y escucha cómo todos, en un principio, se muestran recelosos, con miedos sobre qué será, que consecuencias tendrá ese objeto para ellos…. pero con el paso del tiempo, y al ver que no causaba ningún problema…empezaron a ignorarlo.

Todos, excepto este niño, que sigue preguntando y mostrando curiosidad por si habrá alguien, si necesitará ayuda….

Es tremendamente conmovedor. Su autor, Jesús López consigue trasladarnos una situación  y siento decir que tristemente, real. Y que nos hace reflexionar sobre cómo nos enseñan a silenciar, a invisibilizar una realidad y a alejarnos de la solidaridad, el acompañamiento….

 

Zuriñe, en esta ocasión juega un papel impresionante. Es capaz de reflejar  mediante tonos fríos, el interior del iglú, lo relacionado con esa familia que incluye, y dominando los tonos cálidos y alegres todo lo que lo rodea, el exterior.  Hay verdaderas imágenes en que se reflejan el miedo de esa familia, y otras en las que destaca el cinismo e incluso la insensibilidad (caso por ejemplo en el que la periodista se apresura a dar la noticia invitando a la gente a hacerse fotos con el iglú, sin haberse ni siquiera parado a reflexionar sobre qué puede estar pasando, predominando el morbo)

Sin duda un canto a la reflexión y a la concienciación sobre el cuidado del otro, sea del origen que sea. Un canto a la esperanza para que, como este niño, no dejemos de cuestionarnos y tender la mano al corazón y al alma de las personas que están, como esta familia, en un iglú.

 

 

 

 

Otros títulos que nos acompañan, donde Zuriñe deja huella son la colección de cuentos para emocionarse. Hablamos de “Medusa se ha vuelto a enfadar“, “La magia de una sonrisa” y, nuestro preferido “El erizo que no se quería pinchar” y que disfrutamos esta pasada semana en nuestra trastienda con un cuentacuentos con nuestra María Rivas.

 

Chiquitín tiene un problema. Resulta que hay días en los que, cuando llega a casa y abraza a papá y a mamá, se pincha. Él cree que hace algo mal y decide investigar para tratar de encontrar una solución. En ese proceso de investigación, Chiquitín se da cuenta de que hay circunstancias (la mayoría de las veces ajenas a él) que hacen que una persona se sienta irascible, y que necesite de un espacio que favorezca calmar esa ira. Es entonces cuando entiende que una persona en determinado momento (de estrés, de enfado, de nervios…) pinche como un erizo, y que tras ese “tiempo fuera” puedan calmarse las aguas para que de nuevo podamos abrazarlo sin sentir esos pinchos.

Esther Alsina, traslada un concepto muy visual acerca de qué nos ocurre cuando estamos enfadados y cómo debemos respetar ese espacio. En esta ocasión, Zuriñe es capaz de represantar con imágenes muy divertidas cómo el pobre Chiquitín no entiende nada de por qué recibe esos pinchazos tras abrazar a su padre.

Esta colección de libros además traen una aplicación con la que podemos ver algunas de sus imágenes en 3d.

 

 

 

 

Para finalizar detallando uno de los cuentos de Zuriñe, vamos a destacar Martín Gris. En este caso, ella es la autora del texto y de las ilustraciones. Una obra al completo por ella,, que ha recibido algún que otro premio

★ Ganador del Concurso “Cuentos Ilustrados para la Igualdad” de la ciudad de Dos Hermanas. Delegación de Igualdad. 2013

★ Finalista en los Premios Euskadi, modalidad ilustración para obra literaria. 2014

 

Martín es un niño que ha perdido el color. Y es así porque le invaden miedos que le hacen pensar que no será bien                                                                                  recibido por los demás. Gracias que tiene una madre que lo escucha, lo respeta, le aplaude que sea capaz de verbalizar esos miedos y que le transmite en todo momento seguridad, ayudándolo a confiar en él y a no olvidar que lo importante es el interior.

Un canto al miedo y al amor. que realza la importancia de sentirse escuchado, en este caso por una madre, pero que podemos trasladar a un/a maestro/a, a un amigo/a, a tu pareja…. y que celebra lo positivo de reflexionar sobre nosotros mismos.

 

Esta semana además, habéis tenido la oportunidad de asisitir al cuentacuentos de este maravilloso libro, con nosotras en La Calendula 

Os invitamos a indagar su bonito trabajo en su web www.zuriñe.es y a que vengáis a nuestra librería a conocer sus libros

      Imagen extraída de la galería de su web, carpeta Otros “Day by day”

 

La Calendula

Avda España, 10

Tfno 856 22 37 77

lacalendulatienda@gmail.com

 

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.