Taller de Danza Oriental en familia

 
Hoy estamos muy contentas de poder anunciar que el próximo martes 2 de Diciembre ofreceremos un Taller de Danza Oriental (más conocido como danza del vientre) en el que podrá participar toda la familia!!
La danza oriental tal y como la conocemos hoy en día tiene una relación directa con la maternidad y con la mujer que viene de muy lejos. En los lejanos tiempos en los que la historia aún no se escribía, sino que el saber se transmitía de forma oral de generación a generación, las mujeres, que honraban a la Madre Tierra, Gaia, ya tenían, surgiendo del puro instinto femenino, movimientos y danzas rituales que estaban dentro de la vida cotidiana.
Movimientos que surgían de forma instintiva en los partos, en las muertes, en las pasiones, en el sexo, en las iniciaciones y en los duelos. Movimientos existentes en los ciclos de vida-muerte-vida que ellas observaban en toda la naturaleza. Aquellas ancestras nuestras de los tiempos en los que lo femenino era sagrado crearon el inicio de lo que conocemos como danza oriental y que ha llegado hasta nosotras enriquecida por culturas posteriores, desde las tribales más antiguas, pasando por la mesopotámica, egipcia faraónica, indú, africana, griega, contemporánea…
La danza oriental tiene una técnica extensa por tanto requiere aprendizaje y esfuerzo, por supuesto, pero la esencia de la danza viene del instinto ancestral de la mujer que desgraciadamente está muy olvidado hoy en día. Es posible recuperarlo, es posible adentrarse en esta danza y dejarse llevar por ella para llegar a sentir la magia que esconde detrás de los clichés morbosos occidentales que le han colgado.  
Esta danza  es ideal para el cuerpo de la mujer en todas sus facetas, infancia, pubertad, adolescencia, maternidad, madurez y menopausia. Concretamente en la maternidad sus movimientos nos ayudan a preparar el cuerpo para todos los cambios que se están produciendo en el interior y nos ayudan a prepararlo para el trabajo de parto. Posteriormente también nos ayudará a recuperar el cuerpo y devolverle su tonicidad y movilidad de forma absolutamente respetuosa, sin brusquedades, ni prisas, dentro del período de lactancia. Y no sólo es ideal para el cuerpo sino que también lo es para la mente de una mujer que va a ser madre, pues se prepara y vive la época de su vida más importante y especial. 
Con este taller intentaremos dar a conocer esta danza oriental milenaria, permitiéndonos tomar conciencia de nuestro cuerpo. Una propuesta de trabajo corporal amable que nos permita conocernos más a nosotras mismas. Nos divertiremos y jugaremos danzando con otras mujeres y exploraremos de manera consciente nuestro potencial femenino, nuestra capacidad dadora y nuestra capacidad para celebrar y disfrutar de crear la vida. Recomendado para todas, incluyendo embarazadas y madres que podrán participar con sus hij@s si les apetece. Y también sabemos que hay algunos hombres interesados que por supuesto serán bienvenidos a empatizar con nosotras y compartir esta experiencia.
La danza del vientre también tiene beneficios físicos. Ayuda a corregir o suavizar las molestias de la regla, de la menopausia, del parto… Las endorfinas se mezclan con las hormonas suprarenales creando un estado de euforia y alegría. Se consigue fortalecer y flexibilizar todos los músculos del cuerpo. Trabaja todo el cuerpo, espalda, pechos, brazos, vientre, glúteos.
Proporciona estabilidad emocional, un estado de alegría contenida, ayuda a relativizar los problemas, a eliminar tensiones profundas, a superar algunos complejos e inseguridades.
La Danza Oriental aumenta la conciencia corporal, da una mayor armonía a los movimientos, desbloqueo físico y emocional y mejora de la autoestima entre otros.
 
Clases impartidas en Virginia Peña. Más información en el tf. 856 22 37 77 o a través de Facebook en  https://www.facebook.com/calendulaalgeciras?ref=hl. Te esperamos el próximo martes en La Caléndula!!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.