Contando cuentos con los abuelos


En estos tiempos, en los que la conciliación laboral y familiar es tan difícil, tenemos que sentirnos orgullosos de esos abuelos y abuelas que se tiran en la alfombra a jugar con nuestros hijos. El trabajo nos separa de ellos horas en las que son acompañados por los mayores. Y qué bonita esa imagen de un abuelo contando un cuento a su nieto. Y qué bonita esa escena en la que una nieta cuenta una historia a su abuela….
El papel de los abuelos está cambiando y, del mismo modo en que la estructura familiar ha evolucionado, los abuelos también lo han hecho convirtiéndose en un pilar fundamental que sostiene un ritmo de vida cada vez más complicado. Como se podía adivinar tras nuestro Spot navideño nuestra Temática durante las próximas dos semanas también es un homenaje a ell@s 😉
Desde La Caléndula os proponemos algunos libros ilustrados con los que sorprender a los abuel@s estas Navidades. ¡Descúbrenos, descúbrete! Nuevos tiempos para tod@s

 

Un Mundo de Abuelos

 

Ser abuelo es más importante que ser presidente del Gobierno, según Abuelo Gepeto y de eso no tiene duda Abuela Hilandera ni Abuelo Poeta. Abuela Viajera, que siempre está cargada con un par de maletas, les da la razón. Y para Abuelo Geógrafo es mejor jugar con los nietos que explorar el Ártico, igual que a Abuela Bizcocho le gusta más estar con sus nietos que en las pastelerías vienesas.
Todos los abuelos están de acuerdo: incluso Abuela Trabalenguas, Abuelo Zapatero y Abuela Abanico, que no cambiaría a sus queridos nietos ni por el paipay de la emperatriz de la China… Abuelo 4 x 5, calculadora en mano, piensa igual, y Abuela Nanas y Abuela Hadas… Y Abuelo Panadero, que está convencido de que sus nietos son tan esenciales como el pan. Todos los abuelos de este mundo (sí, también Abuela Baúl y Abuela Naipes, Abuelo Rey y Abuela Bailarina, Abuela Peonza y Abuelo Morse, Abuela Mariposa y Abuelo Guardián de Palabras) saben lo especial, lo único y lo importante que es su condición. Van a contarlo en este libro, y para comenzar, Abuelo Estrella guiña su ojo azulado

desde lo alto del cielo…

Abuelas de la A a la Z
Un libro que te hará recordar todos aquellos momentos dulces que pasaste con tu abuela…
Hay abuelas en todos los confines de la Tierra. Todos hemos conocido a una o a muchas, a las nuestras o a las de los demás.
Los más afortunados trotamos algunas tardes sobre las rodillas de una abuela Consiguelotodo o nos chupamos los dedos después de paladear un abrazo de chocolate de una abuela Repostera. Muchos sabemos que hay pocas sensaciones comparables a la de quedarse dormidos en el regazo de una abuela Tejedora de cuentos o podemos presumir de haber visitado otros planetas a bordo de la mirada perdida de una abuela Lunática.
Los caminos de los árboles
Un niño y su abuelo pasan la tarde juntos. El nieto quiere subir al árbol y piensa que no será capaz, pero pronto descubre que no hay que ser especialmente fuerte o grande para subir hasta la copa de un árbol: las hormigas suben, las lagartijas suben… cada árbol tiene su camino y a veces sólo es necesario saber mirar y esperar con paciencia a que nos sea desvelado.
La Isla del Abuelo
Leo quiere a su abuelo. Y el abuelo quiere a Leo. Y eso no cambiará nunca. Un libro precioso y reconfortante que nos muestra cómo las personas a las que queremos permanecen siempre cerca, sin importar lo lejos que estén.
Del autor de La ballena. Ganador del Premi Oscar’s First Book de 2014.
Con ojos de abuelo
Para los amantes de Frato. Análisis mordaz que no oculta su profundo amor por la figura del abuelo. La delicada, complicada y, en ocasiones, ridícula relación que existe hoy entre nietos y abuelos; sus nuevos vínculos. Un diálogo hecho de complicidades, alianzas, incomprensiones y conflictos.
 Mi abuelo me quiere
Mi abuelo me quiere con todo su corazón. Me cuenta historias todos los días. Y a ti, ¿qué te cuenta tu abuelo?
Los despistes del abuelo Pedro
Un cuento que con ternura y sentido del humor, trata el Alzheimer y demencia senil, desde el cariño y la comprensión como la mejor manera de sobrellevar esta dolencia. ¿Qué mejor apoyo que la ayuda de un nieto travieso a su querido abuelito?
 Cuando el yayo era peque
Cuando el yayo era pequeño, todo era muy diferente. No había tantas casas, la leche venía directamente de la vaca y los coches iban tirados por caballos. Pepe sigue con interés las explicaciones de su abuelo, pero las entiende a su manera.
En la segunda entrega de la entrañable pareja que forman Pepe y su abuelo, se aborda con humor y sensibilidad la dificultad para explicar a los más peques realidades de otros tiempos, muy lejanas del mundo que conocen.
El Jardín del abuelo
Un libro bello y enigmático. El abuelo pasa todo el día en su jardín con las tijeras de podar en sus manos. Pero antes tuvo una vida espléndida que ahora ya no recuerda o al menos no puede nombrarla…Por eso pasa las horas diseñando misteriosas formas en setos y arbustos que le permiten habitar los territorios perdidos en el pasado y compartirlos. Un libro tan enigmático como bello, que explora las formas de comunicación que vencen al envejecimiento y el olvido
Elmer y el abuelo Eldo
Elmer ha decidido hacerle una visita a su abuelo Eldo con el que compartió grandes aventuras y experiencias cuando era pequeño. Pero parece ser que ahora Eldo está perdiendo la memoria y ya no se acuerda de todos esos momentos que disfrutaron juntos. ¿Es posible que no recuerde nada? Puede que Eldo sea mayor, pero es un elefante. Y los elefantes nunca olvidan… ¿O sí?
¡Cómo te quiero, abuela!
¡Cómo te quiero, abuela! ¿Cómo no voy a quererte, si tú siempre estás aquí? Hoy yo quiero agradecerte lo que haces tú por mí. Y decirte que te quiero, que eres mágica y genial, para mí eres la mejor…Para mí, tu eres especial. Los textos está escritos en verso, tanto en letra manuscrita como en mayúsculas. Por la musicalidad que tienen, facilitan la lectura a los más pequeños, que se inician en ella de una manera amena y divertida.
Cosas que me gustan de mis abuelos
La colección Cosas que me gustan de… muestra ejemplos sencillos de situaciones cotidianas de los niños para, a partir de ellos, generar un pensamiento positivo.  La relación entre abuelos y nietos es muy enriquecedora y agradable y tiene una gran importancia para ambas partes. Los abuelos comparten con sus nietos recuerdos, aficiones y actividades que les enseñan muchas cosas. Un abuelo puede tener varios papeles: historiador de la familia, mentor, modelo a seguir, padre suplente, educador… a la vez que da amor, apoyo, seguridad, guía y ánimo al niño dentro del ámbito familiar. En este libro para primeros lectores el personaje protagonista nos cuenta lo bien que se siente con cada uno de sus abuelos, qué les gusta hacer juntos y lo mucho que se quieren.
El árbol de los abuelos
Malika tiene que hacer para la escuela un árbol genealógico con fotografías de su familia. Karamoko, su abuelo, no quiere hacerse un retrato, aunque no tiene ningún inconveniente en hablar de su tierra, África. Sin embargo, Malika se avergüenza de él: de cuando era herrero y fabricaba lanzas y herramientas, y comía cuscús con los dedos. porque, en realidad, su abuelo es distinto al resto de los abuelos de sus compañeros del colegio. Un día Karamoko se presenta por sorpresa en la clase de Malika y los niños se quedan fascinados con las historias africanas que cuenta. Malika, ahora, se siente orgullosa de su familia. 
Si quieres sorprender a los abuelos con un buen regalo que pueda compartir con sus nietos, podrás encontrar estos cuentos y algunos más en La Caléndula
Y aprovechamos para adelantaros cuál será el Cuentacuentos de la semana, una ocasión especial para invitar a tus abuel@s a pasar un rato único e inolvidable juntos 😉
lacalendulatienda@gmail.com
Avda España, 10 (junto al polideportivo de San José Artesano, Algeciras)
Tlf      856 22 37 77
 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *